Empezamos preparando la salsa de tomate:ponemos los tomates frescos y limpios a hervir en una olla con agua salada por 2 minutos,le hacemos un ligero corte en la parte inferior porque nos ayude a quitarle la piel una vez cocido,cuando son hecho lo pelamos,le quitamos la parte de arriba mas la semillas,al fin los cortamos en varios trozos.
Ahora cocinamos las cebollas mas los dientes de ajos en una olla con el aceite de oliva,tapamos, añadimos un poco de agua para facilitar la coccion;una vez que la cebolla esta blanda le añadimos los tomates,dejando hervir uno 30-35 ,alineamos de sal fina y pimienta negra que se necesita,siempre mezclando ,cocinando a fuego lento.Pasados esto tiempo, a fuego apagado añadimos las albahaca el aceite virgen extra,al final trituramos con una batidora.Mientras esperamos la salsa de tomate,limpiamos, y cortamos los calabacines por largo,no demasiado gordo,los enharinamos,los pasamos en los huevos batidos, despues los freimos en aceite de girasol .Una vez cocinados los ponemos en un plato con un papel parque se quite el aceite.
Ahora si la salsa de tomate y los calabacines son listos,ponemos en la base de una bandeja para hornear una capa de tomare caliente,por encima los calabacines que cubra todas la bandeja por arriba de estos mas salsa de tomate,al final tapamos todos con una capa ligera de mozzarella picada y queso parmesano.
Seguimos asi hasta que la bandeja sea llena(calabacines salsa de tomate y quesos,deberia salir 5-6 capas) siempre alternando los calabacines en cada capa, hay que ponerlo por un lado,la siguiente capa por otro, haciendo asi se queda mas compacta cuando la cortamos.Hecho esto la gratinamos en horno para 40-45 minutos ha 180 grados.Bravos son listos ,mejor se dejamos enfriar uno cuando minutos antes de cortar,ahora a comer ,BUON APPETITO.