Empezamos con hacer la pasta fresca:en la mesa tamizamos las harinas formando un volcan,en el centro ponemos los huevos,la yema,el cacao y una pizca de sal, mezclamos bien con las manos hasta que se forme una pelota elastica y sin grumos.Una vez que todo es bien amalgamado,cubrimos con papel trasparente dejando descansar en la nevera por 25 minutos mas o menos.

Mientras esperamos preparamos la salsa:ponemos en una olla la nata mas todos los quesos limpios y cortados en trozos, lo cocinamos a baño Maria(por qui no sabe baño Maria es cocinar en una olla pequeña con comida, dentro otra olla mas grande que tiene agua caliente casi herviendo)hasta que sea todo disuelto y bien derretido,cuando la salsa esta lista la dejamos de lado.
Seguimos con la pasta fresca:cortamos la masa por la mitad, estiramos una mitad con un rodillo siempre trabajando con harina,(cuando empezamos a estirarla la pasta debe ser mas gorda en el medio mas finas por lo lados,al fin la anchura de la pasta no debe superar la anchura de el rodillo)hasta que tenga uno espesor de 1 mm ,la cortamos para la mitad dejando descansar por 20 minutos con un trapo por arriba,hacemos asi con la otra pasta que se queda hasta que conseguimos 4 piezas del mismo espesor.
Pasados 20 minutos,cogemos un trozos de pasta la doblamos en 4 ,seguimos redoblando la pasta en 2,al final la cortamos con un cuchillo de uno espesor de 6-8 mm (o segun los gusto)hay siempre que trabajar la pasta con harina para evitar que se pega.Una vez que tenemos la pasta lista la ponemos en una bandeja,la separamos bien una de otra.
Ahora se puede cocinar los tallarines en agua salada por 3-4 minutos,cuando son listos,los vertimos en la sarte con la salsa,salteamos a fuego bajo,alineamos de sal fina y pimienta negra,al fin cuando la pasta esta bien amalgamada con la salsa,la servimos.Bravos,listo a comer,buon appetito y buena cena.