Empezamos con cortar las cebollas en tiras finas(julienne),una vez hecho esto, las ponemos a cocinar en una olla con aceite de oliva y mantequilla,tapamos añadimos una cuanta cuchara de agua o caldo,alineamos de sal fina y pimienta negra,seguimos cocinando unos 15 minutos a fuego bajo siempre mezclando,una vez que esta blanda y ha perdido todas su agua,añadimos la harina que antes hemos disuelto en poco aceite,mezclamos,cuando esta todo bien amalgamado mojamos con el vino blanco,dejamos evaporar,por ultimo añadimos las hojas de laurel y la cuchara de azucar.
Ahora añadimos el caldo se tenemos o agua que se necesita para cubrir todos(mejor que el caldo sea de carne)dejando hervir uno 30 minutos mas o menos añadiendo caldo cada vez que se gaste.
Mientras esperamos tostamos el pan en horno uno cuantos minutos con un hilo de aceite por encima.
Bien si la sopa esta lista ajustamos de sal y pimienta negra,quitamos la hoja de laurel,al fin la vertimos en manera uniforme y homogenea (con un poco de caldo y cebolla) en 4 tarros de barros;ahora por encima ponemos 4 lonchas de pan tostado, rellenamos todos con bastante quesos gruyere y parmesano rallado dejando gratinar un 7-8 minutos en horno a 230 grados hasta que el queso se derrite y coge un color moreno.Bravos listo,mira que plato ve ha salido,a comer,BON APPETIT