Empezamos con hacer una mermelada de fresas y preparar las bananas: en sarte diferentes las cocinamos con azucar y mantequilla,las 2 frutas debe ser limpias y partidas en trozos,mas o menos las cocinamos 6.-7 minutos hasta sean derretidas,una vez que son hechas la machacamos con una cuchara hasta que obtenemos trozos pequeños siempre las dejamos separadas.Al final dejamos que se vaya enfriando.

Bien ahora vamos hacer el helado:en un bol montamos los huevos con 100 gr. hasta que doble su masa,despues seguimos añadiendo 500 ml. de nata para montar,seguimos montando hasta que llegue a una densidad consistente(en total con una batidora electrica se tarda 15-18 minutos).

Bien ahora añadimos la fresa(solo se esta fria,si no arriesgamos que se desmonte),la mezclamos con el chocolate en escama hasta que todos sea bien amalgamados,al final lo vertimos en un molde de plum-cake hasta que sea lleno,lo cubrimos con film transparente y lo ponemos a congelar 4-5 horas .

Bien seguimos montando lo que queda de nata con un poco de azucar y mascarpone,una vez que esta lista y se ponga dura,añadimos la banana,mezclamos hasta todos sea bien amalgamados.

Ahora si el molde esta casi totalmente congelados,lo sacamos con la ayuda de un cuchillo,lo cortamos en rectangulos que partimos para la mitad,lo disponemos en un plato con la punta que mira para el centro del plato,cuando tenemos 4 triangulos a lado de cada uno le ponemos una “quenelles” de nata aromatizada a la banana,concluimos el plato con un zig-zag de sirope de fresa y una pulverizadas de chocolate(rallado).Listo a comer