Empezamos con limpiar los tomates ,le hacemos un corte a forma de cruz en la parte inferior,lo hervimos en agua caliente y salada,cuando empieza a quitarse la piel lo sacamos de la agua,le quitamos la piel y las semillas todavia cuando son caliente,por ultimo lo partimos en trozos pequeños dejando de lado.

Bien ahora en una sarte ponemos el ajo y las guindillas(todos picados finos) con un poco de aceite de oliva,cuando empieza a hervir(cuidado con el ajo que se cocina demasiado se quema hay que tirarlo) mojamos con el vino blanco,dejamos evaporar,añadimos los tomates que anteriormente hemos cocinado,alineamos de sal fina y pimienta negra,cocinamos unos 7-8 minutos hasta que el tomate pierda su agua,al fin añadimos el tomate en lata,dejamos cocinar otro 6-7 minutos.

Ahora cuando la salsa esta casi lista, cocinamos los macarrones en agua salada para 10 minutos,lo sacamos al dente(el tiempo depende de la calidad de la pasta),lo escurrimos,lo vertimos en la sarte con la salsa,salteamos a fuego bajo con el queso y una jotas de aceite virgen extra,comprobamos el gusto,al fin cuando esta todo bien amalgamado lo servimos con un poco de perejil por encima.

Bravos mira que rapido y que pinta tiene la pasta,a comer,Buon Appetito.